Sobre Japón

Under the bridge in Akihabara.

Esto cae más en un post sentimental/personal que en la temática usual del blog.

Si han seguido mi twitter se dieron cuenta de que sigo sufriendo de los estragos de los cambios de horario generados por un viaje relámpago a “La isla” (o Japón) que hice la semana pasada. Uno de estos días que no podía dormir, estaba platicando con Hector García o Kirai por MSN ya que no nos pudimos  mientras estuve en Tokyo. Me decía que si aún estuviera allá, me invitaba a tomarnos unos tragos en el Park Hyatt Tokyo para despedir a su amigo Ignacio quien se une a muchos extranjeros que están dejando Japón.

A Ignacio le conocí brevemente en una pequeña reunión de españoles mientras vivía en Japón y cuando leí su blog me sentí muy identificado con muchas de las palabras en su post final, aquí rescato lo que más me gustó:

“Una amiga mía me dijo dos cosas que se me quedaron grabadas en la memoria: la primera fue que Japón no era un país apto para todos los públicos y la segunda que si conseguía hacerlo mío no lo olvidaría jamás y dolería cada vez que lo recordara. En la primera tuvo razón, Japón, lejos de la imagen de viaje tremendamente agradecido para venir de vacaciones, puede ser terriblemente duro a la hora de vivir.”

Pueden terminar de leer el post completo en su blog y de paso ver un excelente video que ha realizado con sus fotos mientras estuvo por allá.

Buena suerte a todos los que están dejando Japón, a los que conocí y a los que no conocí. Muy adentro tengo esa misma sensación que todos ustedes y no puedo olvidar el haber vivido en ese maravilloso país.

Secuenciando tu cara: ¡esos locos Japoneses!

Hace unos días me tope con un post en Gizmodo que me dejó sorprendido. La sorpresa no era ver el demo de la tecnología en sí, sino ver a un montón de mis amigos en Japón haciendo un demo grupal utilizando sus carás como instrumentos.

El Video en cuestión lo podrán ver a continuación y aunque parece algo sencillo, lo que están a punto de ver es más complicado de lo que se imaginan:

Antes de hablar de los detalles del video, me gustaría contar la historia de esta tecnología.

Hace casi 3 años estuve en Tokyo de vacaciones. Semanas antes de que iniciara el viaje conocí a Daito Manabe por Youtube, y le confesé que me intrigaban las cosas que hacía y los usos que le daba a tecnología cotidiana para crear objetos interactivos. Quedamos de conocernos en Tokyo y así fue, al calor de unas cervezas en un pequeño bar del barrio de Ebisu, la reunión era un festín de nerds con laptops abiertas escuchando a Daito y lo que hacía en su compañía.

Al cabo de unas horas, Seiichi Saito, -socio de Daito- llegó a la reunión de imprevisto pues Daito no hablaba muy bien inglés (y para ese entonces, yo tampoco muy bien Japonés). Daito era tímido, super nerd, y solo tocaba video tras video en su laptop. Seiichi y yo hicimos click, nos gustaban las mismas cosas, nos interesaban los gadgets, la tecnología y es así como surgió una amistad bien chingona.

En ese entonces, Daito ya experimentaba con los sensores de músculos en su laboratorio en Omotesando. La idea era sencilla: Usar sensores que detectan los movimientos en el cuerpo y generar piezas interactivas conectadas a diversos aparatos (sintetizadores, generadores de video, etc). La idea de Daito y Seiichi en realidad era solo comprobar que utilizando el cuerpo con estos sensores, podrías generar alguna reacción en una computadora. (¿El Futuro de los videojuegos, tal vez?). Esos cabrones son unos genios de verdad y soy muy fan de todo lo que hacen.

Después de 3 años, Daito y Seiichi lograrón hacer un secuenciador que básicamente utiliza estos sensores pegados a tu cara. Lo complicado es que los sensores generan ahora impulsos electricos que “controlan los movimientos que haces”, por lo que todas las caras chistosas que ven el video en realidad están siendo generadas por una computadora, no por los sujetos como tal. Suena complicado, y créanme, lo es.

Así la historia termina. Al principio solo eramos un grupo de Nerds que queríamos hacer negocios juntos pero al cabo del tiempo era más juntarnos para tomar cerveza. Hoy en día Rhizomatiks (su compañía) esta buscando oportunidades internacionales y estamos colaborando en muchos proyectos (Japón-México). Seiichi Saito es sin lugar a dudas uno de mis mentores en la vida y uno de mis mejores amigos, y para los curiosos usualmente me quedo con él cuando viajo a Tokyo. En México seguimos buscando oportunidades para vender tecnologías interactivas juntos de Rhizomatiks, así que dejo este post de su último proyecto en una tienda de Nike en Fukuoka en donde pueden ver más o menos que hacen estos chicos. ¿Interesados? – no duden en contactarme.

Historia de Hablem.us y algo de SCLBits

Hablem.us es un sitio que iniciamos Mauricio Pastrana, Leo Lambertini y yo. Es un sitio que básicamente consideramos un experimento social y nada más que eso, que inició como una idea en un Starbucks y que terminó una hora después con el sitio en línea (pràcticamente).   Hablem.us es también parte de  SCLBits, una nueva compañía (startup) que hemos fundado recientemente los tres.  Hace unos días grabamos este video mientras trabajabamos en la noche y en el hablamos del origen del sitio, ¡emprendimiento express!