“Las compañías en internet no entienden lo que es contenido”. -Oldmedia Guy

Hace unos días hice un tweet que decía lo siguiente: “Ari Gold existe”. Creo que pocos entendieron a que me refería.

Este tweet era en referencia a un personaje ficticio de una serie de televisión de la que soy muy fan llamada Entourage. Ari Gold es un douchebag, pero un douchebag muy cool. Un agente de hollywood desalmado con el que por alguna razón puedes llegar a conectar emocionalmente, sobre todo si tienes un negocio/empresa en formato de agencia/cliente.

Nota al margen: Entourage (la serie de TV) está basada en la vida del actor Mark Wallberg y era obvio que el personaje de Ari Gold está basado en una persona de la vida real. Yo no sabía quien era esa persona hasta hace 1 semana cuando vi esta plática del evento Web 2.0 Summit 2010,  y la persona en la que se basa el personaje de Ari Gold es Ariel Emanuel.

La plática es muy buena de principio a fin, en ella se tocan temas como la distribución de contenidos digitales, el talento de la “generación youtube” y muchas cosas más. Pero, uno de los puntos que más llamó mi atención fue escuchar a Ariel decir “Ellos (refiriéndose a las compañías en internet como Google) creen que entre menos gente toque un contenido tiene más valor. No estoy seguro de que entiendan lo que es contenido” y, “¿Qué es contenido? ” (pregunta la entrevistadora), “Para mis hijos contenido son dos perros haciendo cosas, para mi contenido es West Wing, Curve your Enthusiasm y cosas así”. (Pueden ver el video al final del post).

Es curioso para mi como hoy en día los medios tradicionales (y las personas que trabajan en medios tradicionales como Ariel) ven a los medios digitales como los amateurs, los “low budget” y los etiquetan como contenidos de baja calidad. También los que trabajan en marcas y que pautan en medios tradicionales tienen una forma muy similar de pensar, no hard feelings, pero es cierto. Ari, soy tu fan en Entourage, pero en vida real creo que estás totalmente equivocado. El contenido es valioso sí o solo sí tiene una audiencia y es la audiencia quien decide si es de calidad o no. Creo que al ver este video me molestó mucho el hecho de que los “old media guys” sigan pensando así sobre el internet y sus contenidos, pero sinceramente, más allá del enojo, me hizo reflexionar.

Planteo lo siguiente: ¿Cuál es la diferencia de un comediante de la TV abierta y un Youtube Star que hace sus videos con una cámara HD de 500USD?. Los dos hacen reír a las personas, los dos tienen miles de seguidores, los dos tienen sus audiencias cautivas. Tal vez la primera diferencia evidente es que uno hace sus videos solo (de nuevo, con su cámara de 500USD) y el otro lo hace con un equipo de 50 o 100 personas, foros, estudios, producción y post-producción. Todo para obtener el mismo resultado, hacer reír a su audiencia.

Pero, ¿Cuál es la diferencia más importante?.

Para mi la diferencia real es aún más sencilla: uno hace dinero, mucho dinero. El otro no.

El reto de los contenidos en línea sigue siendo el mismo: monetizarlos. El contenido es el contenido y puede haber contenido de mejor calidad en web que en los medios tradicionales, pero mientras estos contenidos no puedan ser monetizados no habrá prime time para sus creadores. No se trata de si es un perro haciendo cosas chistosas o no, o si es un dude con su webcam haciendo un show. No se trata de productores o post-productores “tocando” el contenido, se trata de monetizar lo que haces. La diferencia del contenido en TV abierta es que está siendo monetizado, cada comercial, cada mención, cada product placement alimenta a la máquina y hace que todo funcione a la perfección. Más comerciales, más ganancias, más ganancias más producción de contenidos “de calidad”, y así se cierra el círculo. Tan sencillo como eso.

Este post es solo una reflexión para todos los que están creando contenido en web allá afuera y sobre todo para los que toman las decisiones de patrocinar o pautar en contenidos de cualquier tipo. Contenidos en web no es igual a contenidos baratos, y mucho menos a contenidos de baja calidad. Dejen de tratar al web y sus contenidos como plato de segunda mesa.

Segunda nota al margen: Sigo siendo fan de Entourage, y del Ari de la serie de televisión.